Formación profesional: qué es y cómo se hace


Además de la confidencialidad, la movilidad y la no competencia, la formación profesional es uno de los términos específicos que se pueden negociar al firmar un contrato individual de trabajo y está incluido en la ley que regula formalmente la relación con el empleador.

A continuación descubrirá la importancia que tiene la formación profesional para usted como empleado y para su empresa, cuáles son sus derechos y obligaciones, así como los de su empleador, y en qué condiciones se puede realizar la formación.

La importancia de la formación profesional para empleados y empresas

Cualquier buen gerente quiere empleados profesionales que estén constantemente motivados para ser productivos y eficientes. Además, es muy importante tener una estrategia a largo plazo para mantener a los empleados leales y que no quieran otro trabajo. Además de un sistema de recompensas, como son boletos de vacacionesVales de comida, primas o bonificaciones, la formación profesional es una forma para que los empleados mejoren su desempeño y promuevan.

De hecho, los cursos de formación profesional tienen varios objetivos que son importantes tanto para los empleados como para las empresas. Esto es de lo que se trata:

  • adaptación a las necesidades del puesto – al participar en dichos cursos, como empleado usted tiene la oportunidad de adaptarse mejor a las exigencias del puesto o de la empresa para la que trabaja, en general; por otro lado, es una ganancia para el empleador que puede invertir en una persona ya capacitada y que tiene antigüedad en la empresa, en lugar de contratar gente nueva;
  • obteniendo una calificación – además de la formación que ya tienes y que te ha calificado para obtener el puesto deseado, la formación profesional te ayuda a obtener nuevas cualificaciones; pueden serte útiles tanto en tu trabajo actual, como también en el futuro, en el caso de que en algún momento quieras hacer un cambio de carrera; por otro lado, para las empresas es fundamental contar con empleados que mejoren y se adapten constantemente a los nuevos requerimientos;
  • actualizando conocimientos – en un mundo competitivo, donde las empresas deben reinventarse constantemente para sobrevivir en un mercado competitivo con reglas estrictas, tener empleados que estén al día con todo lo nuevo en su campo ya no es una opción, sino una necesidad;
  • conversión profesional – si se enfrenta a una situación de reestructuración y ya no puede encontrar trabajo en el ámbito en el que se formó, tiene derecho a participar en cursos de formación profesional y a especializarse en otros tipos de trabajos;
  • adquiriendo conocimientos avanzados – una vez que haya firmado el contrato individual de trabajo, el empleador está obligado a entregarle descripción del trabajo; puede modificarse sobre la marcha, tras una negociación y sólo con su consentimiento; por lo tanto, es posible que se le asignen nuevas tareas para las cuales necesite aprender nuevos métodos para completar los proyectos que se le han confiado; los cursos de formación profesional te ayudan, desde este punto de vista;
  • prevenir el riesgo de desempleo – una vez obtenidas nuevas cualificaciones, tienes la posibilidad de reconversión profesional, siendo menor el riesgo de quedar en paro;
  • promoción en el trabajo – la formación profesional le ayuda a cumplir mejor con los requisitos del empleador y aumentan las posibilidades de ascenso.

Los derechos y obligaciones de los empleados.

El acceso a la formación profesional es un derecho previsto en la Ley del Trabajo (Ley N° 53 de 2003, según enmendada). Puede realizar el curso de forma proactiva como empleado o empleador. El método de ejecución específico, la duración, los derechos y obligaciones mutuos se determinan mediante acuerdo entre las partes y se mencionan en documentos adicionales adjuntos al contrato de trabajo individual.

Si la participación en un curso de formación profesional o prácticas se realiza por iniciativa del empleador, todos los costes correrán por su cuenta y usted, como empleado, tendrá todos los derechos salariales durante ese período. Todo el período durante el cual participa en la formación profesional se considera antigüedad en su empresa y también representa un período de cotización al sistema nacional de seguridad social.

Si ha participado en un curso de formación profesional por iniciativa de su empleador, como empleado no puede solicitar la rescisión de su contrato de trabajo personal dentro del plazo especificado por la legislación adicional. Estás obligado a trabajar para la empresa que paga tu curso, durante un período determinado por la adenda a tu contrato de trabajo personal. Si no cumples con estas obligaciones, la empresa puede obligarte a pagar todos los gastos ocasionados por tu formación profesional.

Si participa en una formación profesional por iniciativa propia, deberá presentar una solicitud por escrito a su empleador. En el plazo de 15 días, está obligado a responderte sobre las condiciones de tu participación en el curso correspondiente, incluso si te abona la totalidad o parte de las tasas.

Al mismo tiempo, la ley también permite la preparación y participación independiente en tutorías, orientación, formación, congresos, programas de prácticas o investigaciones. Puede pedirle a su empleador que le pague por dichas actividades o, si no puede hacerlo, pedirle que se tome una licencia sin goce de sueldo.

Además, si firmas una adenda a un contrato de trabajo individual, además de tu salario, podrás recibir otros beneficios en especie que sólo podrán ser utilizados para tu desarrollo profesional.

Para la formación profesional, tienes derecho a 80 horas a 10 días de permiso si es permiso retribuido, o a varios períodos durante el año si es permiso no retribuido.

Derechos y obligaciones de los empleadores

Como empleador, usted tiene la obligación de brindar a sus empleados acceso a programas de formación profesional, pagados por la empresa, bajo ciertas condiciones, tales como:

  • al menos una vez cada dos años – si tiene al menos 21 empleados;
  • al menos una vez cada tres años – si tiene menos de 21 empleados;
  • Elaborar un plan de formación profesional del que se deberá informar a los trabajadores -si se trata de un empresario persona jurídica y de una empresa de más de 20 empleados-.

Según el Código del Trabajo, existen dos tipos de contratos especiales de formación profesional, en caso de que la empresa organice los respectivos cursos:

  • Contrato de cualificación profesional – es el acto por el cual el trabajador se obliga a seguir cursos de formación profesional, con el fin de obtener una calificación; estos contratos sólo pueden celebrarse con empleados que tengan al menos 16 años y que no tengan calificación o la tengan, pero no es una que les permita conservar su puesto de trabajo; dicho documento se celebra por un período de entre 6 meses y 2 años; sólo podrá celebrar dichos contratos si cuenta con la autorización del Ministerio de Trabajo y del Ministerio de Educación;
  • El contrato de adaptación profesional – se refiere a empleados que son principiantes o que son nuevos en el colectivo y necesitan adaptación; el contrato termina cuando se firma el contrato individual de trabajo o cuando el empleado ingresa en un nuevo puesto o en un nuevo equipo; el acto se celebra por una duración determinada que no puede exceder de un año; al vencimiento del plazo, el empleado está sujeto a una evaluación.

Independientemente del tipo de contrato especial, la formación profesional la realiza un formador que es designado por la empresa, entre los empleados cualificados para ello, con una experiencia superior a dos años en el ámbito en el que se desarrolla la formación profesional. para ser llevado a cabo. A estos cursos no pueden asistir más de tres empleados a la vez y están incluidos en el horario laboral normal del formador.

Formación profesional: cómo se hace

Existen varias formas en las que se puede realizar la formación profesional, y entre ellas se pueden incluir:

  • cursos organizados y pagados por el empleador o proveedores de servicios de formación profesional; podrán realizarse tanto en el país como en el exterior;
  • prácticas de adaptación profesional a las necesidades del puesto y de la empresa;
  • pasantías y especialización en el país y en el extranjero;
  • aprendizaje organizado en el lugar de trabajo;
  • entrenamiento individualizado;
  • otras formas de formación que como empleado negocias con el empleador.

Según esta ley, la formación profesional y la evaluación de conocimientos se basan en estándares ocupacionales y los cursos diseñados para tal fin son autorizados y certificados por el Consejo Nacional de Formación Profesional de Adultos (CNFPA) y se llevan a cabo en colaboración con el Ministerio de Trabajo. y el Ministerio de Educación.

Los cursos de formación profesional se imparten en la sede de la empresa, en proveedores autorizados o en agencias de empleo regionales. En el caso de cursos organizados dentro de la empresa, los formadores provienen de la propia empresa, en el caso de cursos fuera del lugar de trabajo, los formadores están autorizados por la Autoridad Nacional de Cualificaciones (ANC) y su listado se puede consultar en el Registro Nacional de Profesionales. Proveedor de formación.

La formación profesional juega un papel muy importante tanto para los empleados como para los empleadores, ya que se relaciona con la posibilidad de mejorar el desempeño laboral u obtener calificaciones en otros campos de actividad. Dependiendo de las condiciones establecidas por la ley, estos cursos pueden ser organizados por la empresa o fuera de la empresa.

Ultimas Entradas Publicadas

Pon en práctica estos métodos para monetizar un sitio de Internet

Los grandes sitios web con decenas de millones de lectores empiezan de la misma manera. El Huffington Post, una de ...

El trabajo de salvavidas: cómo puedes convertirte en salvavidas

Si tú también estás buscando trabajo de salvavidas y no sabes por dónde empezar, lee este artículo para saber cuánto ...

¿Qué son los beneficios laborales?

La inteligencia emocional se refiere a la capacidad de una persona para reconocer sus emociones y comprender cómo gestionarlas mejor ...

Lo que te espera en un puesto de sastre: detalles menos conocidos

El trabajo de un sastre no es fácil, sobre todo porque requiere mucha imaginación y atención al detalle. Cumplir los ...

qué tienes que hacer y cuánto puedes ganar

A menudo se encuentran por toda la ciudad, trepando edificios y realizando diversas tareas en los tejados y pisos superiores ...

Cómo puedes aumentar tus posibilidades de ser contratado cuando quieras cambiar de trabajo

Cambiar de trabajo no siempre es fácil, especialmente en un entorno incierto como el de 2020. Sin embargo, las situaciones ...

Qué tienes que hacer y cuánto puedes ganar – agente de ventas

Las ventas son un campo difícil y persuadir a los clientes para que compren sus productos o servicios requiere habilidades ...

Cómo pasar con éxito la entrevista para un trabajo de niñera

Ahora ya sabes qué esperar de un puesto de niñera y cómo redactar un currículum que destaque tus habilidades. Pero ...

Cómo redactar un anuncio de trabajo para atraer buenos empleados

Ya sea que esté contratando directamente dentro de su empresa o buscando el talento adecuado fuera de su empresa, una ...

Cómo abordar una conversación difícil con tu jefe

Lo más importante es que se necesita valor para tener conversaciones difíciles con su jefe. No todo el mundo se ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *